Sadnessdiscos - Distribuidora de material independiente

Entrevista a Pommez por Andrea Faundez


Pommez - Músicos - Artistas plásticos - Cinéfilos - En el año 2007 graban Tríptico - Un año más tarde Hebras sale a la luz para descarga gratuita - A mediados del 2008 editan ambos trabajos en un mismo Cd - Forman parte de 70 segundos antes del Knock Out junto a Dietrich y Sadnessdiscos.

¿Qué es Pommez?
Pommez es inicialmente un grupo de 3 personas reunidas con el propósito de hacer la mejor música que nos sea posible.
Luego, se transformó en un proyecto público, atravesó otras disciplinas, y generó una serie de eventos y colaboraciones que hoy por hoy, también son pommez. Pero lo importante sigue siendo la intersección de las 3 personas que lo conformamos.

Para los ajenos a la “escena independiente” Pommez tiene una postura activa y comprometida tanto para con su música como para con otros artistas. ¿Es algo que se plantea o se genera por sí solo?
El compromiso con nuestra música no es optativo. Cada vez que tocamos o componemos, estamos exigiéndonos al límite de nuestras posibilidades. En ese sentido, no es algo planteado desde afuera como una exigencia, es sólo algo que es así y no puede ser de otra forma, porque no nos saldría especular con lo más importante que hacemos, que es hacer música.  El esfuerzo no se negocia.
En relación a otros artistas: disfrutamos compartir - escenarios, experiencias, actividades - con la muchísima gente que hace cosas interesantes y creativas. Creemos en trabajar con otros proyectos, en reunirnos para construir y aprender. Es natural para nosotros hacerlo, y es natural que nuestro compromiso sea el mismo que en la banda.

¿En qué momento aparece 70 Segundos antes del knock out? ¿Cómo surgió la idea, qué significa y a qué apunta?
70 segundos antes del Knock Out apareció por necesidad de darle un marco conceptual a las presentaciones de Dietrich y pommez. No nos sentíamos cómodos en ningún ámbito, y creíamos que relacionar nuestra música con otras disciplinas ayudaba al entendimiento de lo que hacíamos.
La idea tuvo varias idas y vueltas, hasta que en febrero empezó a tomar la forma que tiene hoy en día, en la que involucra a mucha más gente. 
70 segundos antes del knock out es una acción colectiva, donde el público es encerrado entre 3 paredes y recibe, de forma sincronizada y guionada, el ataque de diferentes propuestas. 
Propone, al integrar la potencia de los diferentes involucrados, dar una experiencia total, multimedia.

Convengamos que 70 segundos antes del knock out no sólo es un proyecto ambicioso sino que además demanda el trabajo y esfuerzo de muchísima gente. ¿Cómo se lleva adelante algo de estas características siendo que gran parte del trabajo se hace a pulmón?Un evento de estas características es posible en la Argentina porque hay mucha gente que si no hace cosas se muere. Que lo necesita, que lo necesita físicamente, que no puede estar sin moverse, sin producir, sin cuestionarse y sin ofrecer su producción a una audiencia. Casi todos los emprendimientos creativos acá se hacen así, a espaldas del mercado y del Estado, que siempre llegan tarde. Esperamos en algún momento revertir esto y que todos los involucrados puedan, a sus ganas, ayudarlas con dinero.

Cuando arrancaste con el proyecto el año pasado, ¿pensaste que era factible llegar a esta instancia de segunda edición, muy buena aceptación y critica?
Sí, creo que todos los que organizamos el primer evento creíamos que podía tener buena aceptación. Nunca creímos otra cosa.

Quienes conocen a Pommez por Tríptico y Hebras los consideran una banda instrumental. Pero gradualmente, en sus presentaciones en vivo, se le ha ido dejando cada vez más espacio a las voces. ¿Qué los lleva al cambio, tiene que ver con tu “comodidad” en ese rol?
Tríptico I Hebras es un disco instrumental y en su momento tuvo sentido que fuese así, pero pommez nunca fue una banda instrumental, en el sentido de un grupo de instrumentistas que se juntan a improvisar, jamear y trabajan desde ahí.
Luego de ese disco, queríamos hacer otra cosa, y es probable que después del próximo, queramos hacer otra. 
Cantar fue una progresión natural para nosotros, una necesidad que surgió de la música que estábamos creando.  

Se viene el nuevo disco. ¿Con qué nos encontraremos? Y lo más importante, ¿cuándo?
El disco nuevo está empezando a tomar forma. Creo que se encontrarán con música muy diferente, con mejor música – con menos hermetismo y más luz.
El cuándo no podemos decirlo ahora. Esperamos tenerlo para fin de año, pero es difícil saber, ya que no vamos a apurar las cosas hasta que estemos totalmente satisfechos con el disco.

Con Tríptico y Hebras optaron por librar el disco en internet a pesar de tenerlo editado físicamente, ¿qué los lleva a tomar esa decisión? ¿Qué resultados obtuvieron? ¿Piensan seguir con la misma estrategia para las próximas producciones?
Librar el disco en Internet es lo más razonable que un proyecto como el nuestro puede hacer. Sin mediadores, del músico al oyente.  Los resultados fueron positivos, el disco se conoció en muchísimas partes del mundo, y se difundió a comunidades digitales en todos lados. Liberarlo por Internet nos permitió tener una audiencia y tocar en diferentes ciudades del mundo.
El próximo disco va a estar disponible en Internet también, pero vamos a armar una forma de edición más inteligente. Estamos pensando en volver interactiva la experiencia de la edición.  Pero no conviene comentar más hasta que esté hecho.

En Pommez convergen seres muy particulares, cinéfilos que arman sus propios ciclos de cine y que discuten sobre el último disco de Portishead con la misma efervescencia que sobre “Umbrella” de Rihanna. ¿Esa misma divergencia se plasma después en los momentos de creación, o es algo que se deja solamente para la entre mesa?
Es que, en realidad, no hay divergencia. No hacemos mucha diferencia de la procedencia de la música, sencillamente escuchamos y nos dejamos llevar. 
Creo que cuando componemos todo eso está en juego. Están en juego todas nuestras obsesiones. Y eso incluye Autechre, Laura Pausini, Rihanna, Violeta Parra y el cine de Fassbinder, como para empezar a nombrar algunas.
Uno no elige sus obsesiones, simplemente están. Lo mejor es dejarse arrastrar por ellas.

En el verano encabezaron una gira por Europa, ¿qué balance pueden hacer de la experiencia?
La experiencia fue muy interesante. Tocar en otros países fue increíble por el solo hecho de que ocurra. Estuvimos en Madrid, Köln, Barcelona y Berlín, que nos dejó alucinados.
Los recitales en sí fueron bastante diferentes a lo que es un recital nuestro acá. Viajamos en un formato reducido, porque fue algo que armamos sobre la marcha, tratando de viajar livianos por cuestiones de costos. Volvimos con muchos contactos y posibilidades de armar una gira con todo nuestro equipamiento e instrumentos, que es mucho y cada vez más, en el 2010. Esperamos poder concretarlo.

¿Qué depara el resto del año para Pommez? ¿Planes en mente para el 2010?
Por lo pronto, el Viernes 2 de Octubre tenemos la intervención 7, junto a Dietrich y Tulús. El resto del año depara mucho trabajo. Hay muchas cosas importantes antes del 2010 – 70 segundos, construir el disco nuevo, girar, etc.  Veremos cómo sigue todo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Discos editados

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Notas anteriores
(Under Construction)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Volver

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


SD on Bandcamp | SD en Facebook | Sd en Twitter | SD en Flickr | SD en Myspace | SD en Youtube

info@sadnessdiscos.com.ar | Buenos Aires, Argentina | Sadness - Musica y Arte independiente | Links